¿Te harías una sesión de fotos análoga el día de tu boda?

February 9, 2018

 

 

 

Hoy en día la fotografía es pieza clave de nuestra vida; todos hacemos fotos y todos amamos ver fotos; pero pocos saben hacer fotos en formato análogo, incluso muchos le temen, ya que está limitado el número de disparos, no podemos ver al instante como quedo la foto, y creo que el principal obstáculo es el costo de los rollos y químicos para revelar, ya que no son nada económicos. Incluso me parecía difícil de creer que actualmente existirán fotógrafos dedicados a cubrir una boda en modo análogo. Pero en mi paso por la fotografía social he tenido el gusto de trabajar con colegas de diferentes estilos, y me topé con Florencia Moran, una fotógrafa y arquitecta mexicana que ha realizado bodas en formato análogo; su trabajo me encanta y creo que es digno de compartir y poner a pensar a las parejas en tener en su acervo de fotos imágenes realizadas en análogo; ya que no todos los día se tiene acceso a fotógrafos de este estilo que seguramente en unos años serán artistas de la imagen.

 

 
Siempre he creído que la fotografía análoga es como magia; aún recuerdo esa cámara que mi madre llevaba a todos lados y que estaba limitada a 24 fotos, eso nos hacía construir muy bien cada momento y siempre esperábamos con ansias ver el contenido del sobre con las fotos impresas que nos  transportaban al pasado, o que nos desilusionaban cuando algún foto salía borrosa o se había estropeado.
 
 
Aunque la fotografía ha sido un medio para capturar la realidad, es importante resaltar que generalmente cambiamos ante una cámara y la perspectiva del fotógrafo tiene mucho que ver en la realidad que nos muestra; pero la fotografías también es cuestión de momentos claves sin planear; instantes decisivos que provocan sensaciones y emociones.
Creo que la fotografía análoga permite acercarte más a esa búsqueda de la realidad, porque su estética aporta una textura difícil de explicar. Aunque ahora una foto tomada en digital se puede editar para dar esa sensación de película, creo que la gran diferencia entre análogo y digital está en encontrar el “instante decisivo” (concepto acuñado por Henri Cartier-Bresson); el cual es un instante no construido, algo que simplemente pasa y esta lleno de una belleza simple o casualidades magnificas; en ambas técnicas el instante decisivo es vital para que una foto tenga un mayor significado; pero en la fotografía análoga hay más cuidado en la búsqueda de esos instantes por la limitación de los disparos, y se debe tener muy cuenta que se usa una misma sensibilidad en la película (ISO) y se debe jugar correctamente con los valores de velocidad y diafragma para no quemar u obscurecer la toma.
 
 
 
También la fotografía análoga nos permite jugar con la doble exposición de una forma auténtica y artística a diferencia de la foto digital; que también se puede imitar con procesos de post producción o lograrse con algunos equipos digitales, pero sin duda el resultado es diferente.  
 
 
Todas las fotos en este artículo han sido realizadas en formato análogo por Florencia Moran; fotógrafa que actualmente está colaborando con nosotros y creemos importante que las parejas, familias y todos deben consideren hacerse por lo menos una vez en la vida, una sesión de fotos en formato análogo.  
 
Si quieren más información u opinar escribanos  a: info@studiolabodega.com; también visiten el sitio web oficial de Flor para que conozcan todo lo que hace en fotografía y video: http://florenciamoran.com
 
Please reload

Publicaciones destacadas